CORSARIOS DEL METAL
El Festival del Año

HELLFEST 2014

Los Capitanes Corsarios

David Esquitino, Fernando Checa y David Collados

Suscríbete

Recibe el programa

en cuanto se publica

(PODCAST)

Abordajes Recientes

Programa del 13 de abril de 2008
Playlist del 13 de Abril de 2008
Esta noche en Corsarios: En directo con Steel Hors...
BEETHOVEN R + SIBILA + SUZIE & THE PORNOROCKETS, M...
Críticas. Asfalto. Utopía
Crítica. This is Hell. Sundowning
Crítica. Tabú. Ven a mi
Programa del 6 de abril de 2008
Crítica. ASIA. Phoenix
Crítica. Kreator. At the pulse of Kapitulation

El Cofre

11/2006
12/2006
01/2007
02/2007
03/2007
04/2007
05/2007
06/2007
07/2007
08/2007
09/2007
10/2007
11/2007
12/2007
01/2008
02/2008
03/2008
04/2008
05/2008
06/2008
07/2008
08/2008
09/2008
10/2008
11/2008
12/2008
01/2009
02/2009
03/2009
04/2009
05/2009
06/2009
07/2009
09/2009
10/2009
11/2009
12/2009
01/2010
02/2010
03/2010
04/2010
05/2010
06/2010
07/2010
08/2010
09/2010
10/2010
11/2010
12/2010
01/2011
02/2011
03/2011
04/2011
05/2011
06/2011
07/2011
08/2011
09/2011
10/2011
11/2011
12/2011
01/2012
02/2012
03/2012
04/2012
05/2012
06/2012
07/2012
08/2012
09/2012
10/2012
11/2012
12/2012
01/2013
02/2013
03/2013
04/2013
05/2013
06/2013
07/2013
08/2013
09/2013
10/2013
11/2013
12/2013
01/2014
02/2014
03/2014
04/2014
05/2014
06/2014
07/2014
08/2014
09/2014
10/2014
11/2014
12/2014
01/2015
02/2015
03/2015
04/2015
05/2015
06/2015
07/2015
08/2015
09/2015
10/2015
11/2015
12/2015
01/2016
02/2016
03/2016
04/2016
05/2016
06/2016
07/2016
08/2016
09/2016
10/2016
11/2016
12/2016
01/2017
02/2017
03/2017
04/2017
05/2017
06/2017
07/2017

Colegas de Tortuga

Radio Enlace
El Mascarón de Proa
Rafa Basa
Rock Metal
Onda Salvaje
Alianza
La Jungla Rock
La Guarida de Morgan
Solo Rock
Los + Mejores
Metallia
TNT Radio
Onda Merlín
La hora del Guardián (Foro)
La Prisión del Placer
Anecdotario del Rock

Súbete al Galeón

Recuerda, en directo

Domingos a las 22:00



El Catalejo



La Perla Semanal

Abórdanos

El Zoco

miércoles, abril 16, 2008

Festival. Crónica Atarfe Vega Rock

Crónica del Atarfe Vega Rock 2008 (7 y 8 de marzo de 2008):

Se presentaba interesante la edición de 2008 del festival granadino, después de problemas varios y un par de retrasos/cancelaciones por causas diversas, pero finalmente tendría lugar a principios de marzo, en un nuevo recinto a modo de plaza de toros cubierta, el Coliseo Atarfe, que a priori tenía muy buena pinta, pero que finalmente se convirtió en una cueva que hizo que el sonido general fuera el gran lastre que tuvieron que sufrir la mayoría de los grupos, y lamentablemente todos los asistentes al festival. Otro de los puntos flacos ha sido la asistencia, y es que este año la competencia festivalera en España es feroz, y la ausencia de nombres de primera fila (al menos a nivel del gran público) ha hecho mucho daño a este Atarfe, que se ha quedado en unas escasas 2.500 personas, muy lejos de las asistencias de otros años. Antes de meternos en los conciertos en sí, destacar que la zona de acampada esta vez sí estaba bien acondicionada, pero es cierto que por la noche hacía un frío que pelaba en Atarfe, por lo que los aguerridos asistentes que decidieron acampar tuvieron que pasarlo mal, las cosas como son. Los puestos fueron variados e interesantes (cayeron vinilos y una chupa roja esta vez, jeje) como siempre, de lo mejor del festival, aunque esta vez había menos cantidad que en otras ocasiones, y además se situaban en una zona un tanto extraña, en los aledaños de la Plaza, lo que hizo que las ventas generales se resintieran, según nos contaban los propios “tenderos”. Y hablando de grupos, pues a grandes rasgos el nivel no ha sido el esperado, ya que entre el horrible sonido, la desgana de algunos grupos, el panorama algo escaso de público por momentos, y la mezcolanza un tanto extraña (habitual por otro lado en Atarfe, y que a mí me sigue pareciendo positiva) entre estilos, pocos han destacado de verdad en esta edición y han sido más las decepciones que los aciertos. Entre los primeros, sin duda destacar a tres bandas que para mí triunfaron sin duda muy por encima del resto, SAXON (como podíamos esperar), y la sorpresa de SLAUGHTER y KORPIKLANI que se llevaron sin duda las mayores ovaciones. Entre las decepciones, sin duda lo peor fue el bochorno de MAYHEM, ridículo absoluto del festival, y otras bandas que quizás no cumplieron todas las expectativas fueron RATT (con un Stephen Pearcy en un estado esquelético preocupante… aunque la banda no estuvo mal) y BELPHEGOR que a última hora el sábado también dejaron con mal sabor de boca a los pocos fans que se quedaron a verles.


Comenzábamos el viernes con DESTRUCTION (lo sentimos pero el viaje de Madrid a Granada nos impidió llegar antes), poniendo de relevancia que la bola de ruido no iba a beneficiar en absoluto al desarrollo del festival. De todos modos, buena muestra del thrash metal más clásico y animal, en una actuación que, de todos modos, según sus propios seguidores no fue de las mejores que han visto de Schmier y compañía. Los “melancólicos” KATATONIA siguieron con la tónica de sonido horrendo, sufriendo posiblemente el peor del festival, dejando en muy poco una actuación que prometía y que realmente muchos fans del grupo esperaban. El ya ex cantante de STRATOVARIUS (por aquello de la reciente separación), Timo Kotipelto, nos ofreció una buena muestra de su propuesta en solitario en directo, con una solvente banda, sin mejorar el sonido general, pero despertando más al público que KATATONIA. A destacar que tocó principalmente de sus dos últimos trabajos (tiene tres como KOTIPELTO hasta el momento), y cerró con una inevitable mirada a STRATOVARIUS. Los siguientes eran los cañerísimos UNLEASHED que fueron sin duda de lo mejor del festival, presentando su reciente y brutal “Midvinterblot”, y demostrando que están en un estado excelente. Sonaron mejor y se comieron a todas las bandas extremas que les intentaron hacer sombra en el festival, cojonudos los suecos deathmetaleros. Los DANGER DANGER de Bruno Ravel y Ted Poley ponían el primer punto hardroquero del festival, con una actuación divertida, tocando especialmente material de sus dos primeros discos, como todos esperábamos, y destacando temas bailones, vacilones y divertidos como “Bang, Bang” o “Naughty naughty” para cerrar. Me quedo con un Ted Poley que no cantó muy allá pero se dejó la piel como frontman (con esa manera tan característica suya de cantar de rodillas) y un buen batería como es Steve West. Sin ser ni mucho menos unos de los vencedores del festival, me gustaron. El concierto más esperado del viernes lógicamente era el de SAXON, una vez más en España demostrando que siguen estando en lo más alto, tocando en este caso con su clásica águila de luces (guapa pero que a la mayoría nos pareció “poca cosa”), y dando lecciones una y otra vez de saber hacer encima de un escenario (¡que grandes!). Además, con valentía, tocando temas de todas sus épocas (con tres o cuatro del genial último disco, “The inner sanctum” incluido, y dejándonos una vez más con la boca abierta y esa sonrisa estúpida de los conciertos especiales. No nos cansamos de verlos, sinceramente… Sonaron mejor, la gente reaccionó de maravilla con ellos, tuvieron unas luces de lujo, y el set list fue una pasada… vamos, el mejor show del viernes con diferencia. Tras el conciertazo de una de las bandas más legendarias de la historia, había ganas de ver en acción a uno de los nombres más legendarios (que no es lo mismo… y más visto lo visto), malévolos y malditos de la historia del black metal, creadores de muchas cosas y precursores de un estilo. Pues bien, sin el más mínimo respeto por sus fans, por ellos mismos y por el nombre que defienden, los actuales MAYHEM ofrecieron el ridículo más espantoso que yo nunca he presenciado en directo hasta ahora: comenzando porque el guitarrista ni salió de lo borracho que estaba (tocó un roadie), que el “cantante” era un esperpento con cuernos en la cabeza y vestido de obispo, que no se entendió una sola nota de lo que tocaron (ni 5 temas, por cierto) y que acabaron marchándose en medio de la actuación ante el abucheo/cachondeo general ante una falta de respeto de proporciones bibl… satánicas. Lamentable, esperpéntico y una vergüenza absoluta… qué dirían Euronymus y Dead si lo hubieran visto… Todavía estupefactos por el final del primer día del festival, nos marchábamos a dormir unas horas que el día siguiente se presentaba también calentito.


El sábado amanecimos pronto pero aún así no pudimos llegar para ver a los nacionales TRIBAL, nuestras disculpas. Ya entramos al recinto para ver a ANGELUS APATRIDA, con la cúpula abierta, mucho mejor sonido y actitud en el escenario que la mayoría de bandas del día anterior, y demostrando que tenemos en España una de las formaciones con mayor futuro del thrash metal mundial. Perfectos en un papel quizás algo secundario pero que los de Guillermo “Polaco” y compañía aprovecharon a la perfección: sonaron duros pero con mucha intención, contaron con una audiencia más que notable, jalearon y animaron a un público que todavía comenzaban la jornada, y se reivindicaron al 100% en un cartel en el que seguro que muchas bandas “guiris” tomaron buena nota de lo que se cuece al respecto por nuestra país, un auténtico “Thrash attack”, con la que por cierto terminaron, de lujo. Tras ellos venían unos esperadísimos KORPIKLAANI que nos encantaron. Además contaron con una de las mayores audiencias del día, sorpresivamente pero así fue, un sonido perfecto, quizás el mejor del festival y una actitud de de bardos/juglares vikingos que pusieron patas arriba una plaza de toros que no paró de bailar y saltar desde el primer tema al último de los fineses. Vestidos con ropajes acordes a su música, sin parar de sonreír y animar, y sonando mucho más duros en directo que en disco (dónde quizás predomina su lado más folk), dejaron una impresión excelente, convirtiéndose por derecho en uno de los claros vencedores del festival. A partir de aquí venía la facción más netamente más heavy, clásica y legendaria del festival, comenzando por unos GRAVE DIGGER que tuvieron que lidiar con el repentino cierre de la cúpula, lo que mató un concierto que, con mejor sonido, hubiera sido excelente. De todos modos, una formación tan legendaria y con músicos que han hecho historia en estos 25 años en bandas como RAGE, RUNNING WILD y los propios GRAVE DIGGER, no podían fallar y nos ofrecieron una hora de clásicos y heavy metal de toda la vida al ritmo clásico y habitual de los liderados por Chris Boltendhal desde siempre. “Knights of the cross”, “Morgana Lefay”, “Rebellion” o “Heavy metal hunter”, en una hora de concierto que, con sonido decente hubieran triunfado, una pena. EXCITER suponía una de las sorpresas agradables con las que siempre nos sorprenden la gente del ATARFE, los clásicos speed/thrash metaleros canadienses nos visitaban por primera vez y no defraudaron a sus enloquecidos fans, aunque una vez más les mató el horrible sonido. El guitarrista John Ricci y compañía nos ofrecieron una hora de true metal cañero de siempre, mezclando temas de su reciente nuevo trabajo y clásicos imprescindibles de su discografía como “Long live the loud” o “Heavy metal maniac”. Por cierto, presentaban nuevo cantante, latino, buen frontman y de agudos imposibles, que lo hizo muy bien, aunque personalmente me convence menos que el fugado Jacques Belanger, anterior vocalista de la formación.


Ya nos íbamos calentando mientras iba cayendo la tarde y venía la que a la postre sería sin duda la mejor actuación sin duda del festival: SLAUGHTER. Los liderados por Mark Slaughter (impresionante vocalista) y el bajista Dana Strum (que no paró un segundo quieto, ¡increíble!) nos ofrecieron una hora de perfecto hard rock guitarrero y con mucha clase, demostrando al 100% que cuando se le ponen ganas y tienes una formación perfecta, además de una calidad innata y temazos, nada puede fallar. Esta vez sí acompañó el sonido y la banda triunfó al 100%, sin duda la gran sorpresa positiva del Atarfe 2008 y un concierto perfecto (incluso con Mark cantando literalmente en medio del público en uno de los temas, y/o versioneando de lujo el clásico “Heaven & hell” de BLACK SABBATH) que quedará en la retina e historia del Atarfe. Un 10 para ellos (y, por cierto, fueron los únicos en currarse un impresionante telón para venir a Granada) y espero que muy pronto les podamos en una sala en un concierto suyo completo. Tras el conciertazo de SLAUGHTER, venían los “tristes” MY DYING BRIDE, abanderados del doom metal, y que muchos de los asistentes menos heavies más ganas tenían de ver. De todos modos, mucho no os podemos contar porque en algún momento había que ir a cenar y “les tocó” el turno a los ingleses. De todos modos, nos contaron que lo hicieron bastante bien, llenando el pabellón de densa y oscura melancolía, aunque una vez más el puñetero sonido arruinó lo que tenía que haber sido un mejor concierto. Llegamos mediada la actuación de SYMPHONY X, una de las bandas que más público tuvo durante su concierto, y es que los liderados por Michael Romeo y Russel Allen son una de las bandas que más han subido su éxito, cotización y consideración en los últimos años. Mezclando temas de su reciente “Paradise lost” con otros del resto de su discografía (pocos… y es que sólo dispusieron de hora y cuarto), hay que reconocer que esta vez no dieron uno de sus mejores conciertos en España, primero por el propio sonido, con el que era imposible lidiar, especialmente tratándose de una banda tan exquisita y “musical” (además de amante de los detalles) como los americanos, y después porque ni público ni banda tuvieron esta vez la comunión de otras ocasiones. Con RATT venía uno de los conciertos más esperados por el que escribe, cabeza de cartel de la noche, y por primera vez en España (y con su formación clásica reunida… con la excepción del fallecido Robin Crosby, claro), la formación angelina que siempre rivalizó con MÖTLEY CRÜE y que consiguió un éxito superlativo a finales de los 80, y por fin los teníamos delante después de tantos años. Una pena que el mal estado de su vocalista Stephen Pearcy (desmejoradísimo) y que, seamos realistas, pese a su aura legendaria los conocemos “4 hardroqueros” en España, lo que hizo que ni hubiera una reacción excelente del público hacia ellos (más curiosidad y expectación que otra cosa), ni una actitud 100% acorde con lo que esperábamos por su parte. Buen concierto pese a todo, con un set list de impresión (“Body talk”, “Lovin´s you is a dirty job”, “Tell the world”, “Back for more”, “Nobody rides for free”, “Round and round”…), posiblemente el mejor guitarrista que vimos en todo el festival, Warren de Martini, y un show que cuanto menos no decepcionó y es que, al menos una vez en la vida, ya habíamos visto a RATT (20 años después y en una forma menor de la que esperábamos pero bueno).


Ya con un frío y cansancio considerable, nos acercábamos al final, y ahora eran WITHIN TEMPTATION los encargados de seguir caldeando el ambiente, con mucho más público que RATT (se notaron los que entraron con entrada aparte sólo para WT), mejor sonido, preciosas proyecciones de fondo, y una gran calidad en escena. El único pero por mi parte es que, obviamente o no, Sharon se come todo el protagonismo en escena, canta y pulula como un ángel por el escenario, pero quizás el resto de la banda se queda intencionadamente demasiado atrás por momentos. Aún así, fue un concierto perfecto, casi hora y media de deliciosos temas de la discografía de la banda (especialmente de los últimos 3 discos), que encantó a sus fans y que no apasionó a los que no les han gustado nunca. De todos modos, a nivel de concierto y de banda, estuvieron perfectos y ni una opinión negativa por mi parte, el resto ya es cosa de gustos. Finalmente era los deathmetaleros austriacos BELPHEGOR los encargados de poner el cierre, ya con muy poca gente en el recinto (fans acérrimos y muy poco más, y es que eran más de las 3 de la mañana y el frío y cansancio había acabado hace rato para la mayoría) y de nuevo con uno de los sonidos más horrendos de todo el festival. Ni banda ni público acabó satisfecho en los escasos 45 minutos que estuvieron sobre el escenario, y la verdad es que mejor que esperemos a la próxima vez para valorar una actuación brutal de BELPHEGOR que, pese a todo, me quedé con ganas de disfrutar.

Pues nada, punto y final a la edición de 2008, con una asistencia mucho menor de la esperada y múltiples problemas que, al menos por ahora, acaban lamentablemente con la bonita aventura de este festival distinto y siempre interesante… y el primero del año. Una pena pero la verdad es que en estos tiempos en los que en España tenemos tanta profusión de festivales, alguno tenía que “palmar” y lamentablemente hay que decir que la edición de 2008 del Atarfe no ha funcionado como se esperaba. Una lástima porque buenos e interesantes grupos había, pero en estos tiempos, y estando en el imperio de paletos que sigue siendo España, un festival sin nombres de primerísima fila está condenado a quedarse atrás. Da rabia pero parece ser que, a día de hoy, es así.

Texto: David Esquitino

Fotos: Fernando Checa y David Esquitino

Etiquetas:

---------------------------------------------