CORSARIOS DEL METAL
El Festival del Año

HELLFEST 2014

Los Capitanes Corsarios

David Esquitino, Fernando Checa y David Collados

Suscríbete

Recibe el programa

en cuanto se publica

(PODCAST)

Abordajes Recientes

Crónica del Metalway. Primera Parte
Programa del 13 de septiembre de 2009
Deep Purple en concierto
Playlist, 13 de septiembre de 2009
Esta noche en Corsarios del Metal: Entrevista con ...
CENTINELA: “Espinas del alma”
Ya está disponible el programa del pasado domingo,...
Crítica. Alioth. 30º Norte
Mr. Big en Concierto
Playlist, 6 de septiembre de 2009

El Cofre

11/2006
12/2006
01/2007
02/2007
03/2007
04/2007
05/2007
06/2007
07/2007
08/2007
09/2007
10/2007
11/2007
12/2007
01/2008
02/2008
03/2008
04/2008
05/2008
06/2008
07/2008
08/2008
09/2008
10/2008
11/2008
12/2008
01/2009
02/2009
03/2009
04/2009
05/2009
06/2009
07/2009
09/2009
10/2009
11/2009
12/2009
01/2010
02/2010
03/2010
04/2010
05/2010
06/2010
07/2010
08/2010
09/2010
10/2010
11/2010
12/2010
01/2011
02/2011
03/2011
04/2011
05/2011
06/2011
07/2011
08/2011
09/2011
10/2011
11/2011
12/2011
01/2012
02/2012
03/2012
04/2012
05/2012
06/2012
07/2012
08/2012
09/2012
10/2012
11/2012
12/2012
01/2013
02/2013
03/2013
04/2013
05/2013
06/2013
07/2013
08/2013
09/2013
10/2013
11/2013
12/2013
01/2014
02/2014
03/2014
04/2014
05/2014
06/2014
07/2014
08/2014
09/2014
10/2014
11/2014
12/2014
01/2015
02/2015
03/2015
04/2015
05/2015
06/2015
07/2015
08/2015
09/2015
10/2015
11/2015
12/2015
01/2016
02/2016
03/2016
04/2016
05/2016
06/2016
07/2016
08/2016
09/2016
10/2016
11/2016
12/2016
01/2017
02/2017
03/2017
04/2017
05/2017
06/2017
07/2017

Colegas de Tortuga

Radio Enlace
El Mascarón de Proa
Rafa Basa
Rock Metal
Onda Salvaje
Alianza
La Jungla Rock
La Guarida de Morgan
Solo Rock
Los + Mejores
Metallia
TNT Radio
Onda Merlín
La hora del Guardián (Foro)
La Prisión del Placer
Anecdotario del Rock

Súbete al Galeón

Recuerda, en directo

Domingos a las 22:00



El Catalejo



La Perla Semanal

Abórdanos

El Zoco

jueves, septiembre 17, 2009

Crónica del Metalway. Segunda Parte

Domingo 21 de junio:

Ya al día siguiente, pese a que no llegamos a ver los conciertos de The cannibal queen ni de LAUREN HARRIS, comenzábamos sobre las dos de la tarde una nueva batalla. La primera banda que vimos fue HEAVEN´s BASEMENT, jóvenes hardrockeros británicos con toda la clase del mundo, que demostraron un buen hacer pese a que la hora y el cansancio del día anterior hizo que fuera muy poca la gente que asistiera a su actuación. Descargaron temas como “Reign on my parade”, “Life of me” o “Executioners day” que supusieron una grata sorpresa para los que conocíamos poco al grupo y fueron perfecto para abrir otro de los conciertos largamente esperados, el de LITA FORD. La veterana cantante y guitarrista nunca había actuado en nuestro país, por lo que había muchas ganas de verla y no nos defraudó. En buen estado de forma, físico y musical, y a punto de editar nuevo disco, Lita hace muchos años que demostró que no era una “barbie” más puesta a hacer rock en un mundo de hombres. Macarra como la que más, con una voz muy potente, buena como guitarrista y excelente moviendo al público, nos dejó otra de esas actuaciones dignas de recordar, y eso que la asistencia tampoco fue demasiado numerosa, por la hora y el calor. Desde el compendio de guitarras con las que apareció en escena, empezando por la de forma de botella de vodka hasta la inmensa doble mástil y continuando con sus canciones, lo más importante: “Gotta let go”, “Black widow”, la balada “Close my eyes forever” y “Kiss me deadly”. Fantásticas en su interpretación, bien acompañada por una banda más que correcta e incluso ayudada en algunas canciones en los coros por su marido, un gigantesco y tatuado Jim Gillete (ex NITRO) que incluso acabaría tomando protagonismo “jugueteando” con las curvas de su señora esposa para regocijo del público masculino. Buen concierto.

PARADISE LOST no es una banda que me atraiga en exceso por lo cual no esperaba demasiado de su actuación y cuando comenzaban con “Hallowed Land” estuve pendiente de sus fans para ver la reacción de estos. Mi impresión es que estuvieron bastante aburridos y de hecho aunque bastante gente se acercó al escenario a verles a los pocos temas el volumen de asistencia bajó considerablemente. “One second” y “Requiem” serían los últimos temas que descargarían en un concierto que fue hundiéndose poco a poco hasta convertirse en una anécdota, especialmente para los que gustamos de otro tipo de sonidos.

No iba a ocurrir así con la siguiente actuación, y es que era el momento de disfrutar con Jon Oliva, el cantante más inmenso, físicamente al menos, que uno puede ver en directo. El otrora vocalista de los legendarios SAVATAGE nos iba a demostrar que su voz sigue siendo maravillosa y que, pese a que la banda americana no esté activa, no ha sido olvidada. Un Jon Oliva (y sus JON OLIVA´S PAIN) en bastante mejor forma que la última vez que pudimos verle en Madrid, teloneando a Scorpions, sin necesidad de bastón para levantarse y pasando bastantes momentos de pie dominando como nadie el escenario. Su set list estuvo basado prácticamente en su totalidad en temas de SAVATAGE, empezando con “City beneath the surface” y desgranando maravillas como “Chance”, “Sirens” o “Believe” o la grandiosa “Gutter bullet”, que nos puso los pelos de punta. La maravillosa “Hall of the mountain King” fue el fantástico final para un concierto que será recordado como de los mejores del festival incluso por los muchos asistentes, tal vez muy jóvenes, que jamás habían escuchado a una banda de culto como SAVATAGE. Muy grande.




Tras un conciertazo como el que habíamos vivido los dos siguientes grupos lo iban a tener muy difícil. Los primeros, OPETH, trataron de teñir el inmenso viento, que de nuevo volvió a torturarnos, de oscuros efluvios progresivos. Nuevamente me encontraba frente a un grupo que no me convence y volví a reunirme con fans suyos para ver sus reacciones. En general acabaron bastante satisfechos, a tenor de sus comentarios, aunque para mi gusto era un grupo que no acababa de encajar en un cartel tan Heavy. Me parecieron correctos, muy técnicos pero excesivamente fríos, totalmente estáticos y con una propuesta que convenció mucho a sus fans y muy poco al resto. Muy diferente a lo que ocurrió con WARCRY, que volvieron a demostrar que es un grupo que hace las delicias de los más jóvenes sin olvidar a los que llevamos más años en esto. Con mucha fuerza, trabajándose al público literalmente, Víctor y sus compañeros volvieron a demostrar a los más descreídos que es un grupo que sigue creciendo y con el que hay que contar cada vez que se piensa en Metal nacional… aunque muchos preferiríamos a otra banda para “representarnos” en el plano nacional de un cartel internacional, las cosas como son.

Y llegaba el momento ansiado, HEAVEN&HELL, o lo que es lo mismo, la formación de BLACK SABBATH con Dio al frente, que eran los siguientes en actuar. Había emoción pero por otro lado no veíamos montado el escenario/espectáculo completo que todos esperábamos, ¿qué pasaba?... El backline era montado, aunque muy pobre a comparación de lo que habíamos visto en reportajes gráficos de la gira y esperábamos… hasta que se desencadenó el desastre, cuando de repente un par de roadies comenzaron a desmontar el escenario ante la indignación del respetable. Y comenzamos a temernos lo peor, que tras un rato demasiado largo de espera se confirmaba y a partir de ahí la decepción gigantesca. Fue lo de menos que la banda entera apareciera en el escenario pidiendo perdón y prometiendo volver pronto. Sumada a la cancelación en el último momento de FEAR FACTORY, lo que estaba ocurriendo parecía ser una broma pesada para todos los que habían hecho cientos de kilómetros con el objetivo de ver a Dio, Iommi y compañía. A día de hoy sólo podemos quedarnos con la versión oficial, que un fuerte dolor de espalda del guitarrista obligó a cancelar el concierto cuando todo estaba preparado para su inicio pero un par de días después tocaban en París, con lo que surjen todas las dudas y conjeturas. La realidad es que el concierto no se celebró. La decepción y el cabreo inmenso no se borrarán fácilmente y quien sabe si esto, junto a una organización que, junto a la mala suerte del tiempo, cierzo, mala elección de la ubicación, fue bastante deficiente, no le pasan demasiada factura al festival de cara a nuevas ediciones.

No quedaba otra que ver a SAXON, los cuáles adelantaban su salida a escena casi tres horas por la caída de las dos bandas… y menos mal que fueron ellos porque SAXON siempre lo bordan, y eran los únicos capaces de poder “comerse el inmenso marrón” de salir a tocar justo después de lo que acababa de pasar, y salir airosos. Tocaron un set list más largo de lo inicialmente estipulado, y se comieron la escena como hacen siempre. Biff se acordó del “fucking wind” en “Ride like a wind”, no olvidaron mezclar sus éxitos de toda la vida como “Motorcycle man”, “Crusader” o “Denim and Leather” con su último disco y temazos como “Battalions of steel” o “Demon sweeny Todd”. Cuando “Princess of the night” cerraba la actuación muchos asistentes abandonaban el recinto cabreados y decepcionados pese a todo sin esperar siquiera a ver a los extremos GOD FORBID, que pasaban por allí después de tocar en Kobetasonik el día anterior y se apuntaron para intentar al menos que el festival tuviera una mínima sorpresa o detalle con sus asistentes.

Tristes, ateridos, cabreados, así cerrábamos el primer fin de semana de un festival que, pese a todo, había contado con excelentes conciertos y fantásticas actuaciones, que es con lo que todos nos quedamos. Aún faltaba un fin de semana por delante para resarcirnos y en ello pensábamos cuando cabizbajos abandonábamos el recinto del festival. El caso es que los buenos conciertos vividos durante el primer fin de semana del MetalWay Festival no podrán borrar la inmensa decepción de la cancelación de HEAVEN&HELL en un primer fin de semana marcado por un viento gélido y por la caída de los cabezas de cartel.

Texto: Fernando Checa, David Esquitino y Patricia Eguía
Fotos: David Esquitino

Etiquetas:

---------------------------------------------