CORSARIOS DEL METAL
El Festival del Año

HELLFEST 2014

Los Capitanes Corsarios

David Esquitino, Fernando Checa y David Collados

Suscríbete

Recibe el programa

en cuanto se publica

(PODCAST)

Abordajes Recientes

Programa del 23 de septiembre de 2007
Playlist. 23 de septiembre de 2007
En memoria: Pepsi Tate
Esta noche: De nuevo en directo!!!
Crítica. Helloween. Gambling with the devil
Crítica. Primal Fear. New Religion
Noticia: Angel Arias deja Barón Rojo
Programa del 16 de septiembre de 2007
Playlist. 16 de septiembre de 2007
Esta noche: Oe, Oe, Oe Oeh!!!!!

El Cofre

11/2006
12/2006
01/2007
02/2007
03/2007
04/2007
05/2007
06/2007
07/2007
08/2007
09/2007
10/2007
11/2007
12/2007
01/2008
02/2008
03/2008
04/2008
05/2008
06/2008
07/2008
08/2008
09/2008
10/2008
11/2008
12/2008
01/2009
02/2009
03/2009
04/2009
05/2009
06/2009
07/2009
09/2009
10/2009
11/2009
12/2009
01/2010
02/2010
03/2010
04/2010
05/2010
06/2010
07/2010
08/2010
09/2010
10/2010
11/2010
12/2010
01/2011
02/2011
03/2011
04/2011
05/2011
06/2011
07/2011
08/2011
09/2011
10/2011
11/2011
12/2011
01/2012
02/2012
03/2012
04/2012
05/2012
06/2012
07/2012
08/2012
09/2012
10/2012
11/2012
12/2012
01/2013
02/2013
03/2013
04/2013
05/2013
06/2013
07/2013
08/2013
09/2013
10/2013
11/2013
12/2013
01/2014
02/2014
03/2014
04/2014
05/2014
06/2014
07/2014
08/2014
09/2014
10/2014
11/2014
12/2014
01/2015
02/2015
03/2015
04/2015
05/2015
06/2015
07/2015
08/2015
09/2015
10/2015
11/2015
12/2015
01/2016
02/2016
03/2016
04/2016
05/2016
06/2016
07/2016
08/2016
09/2016
10/2016
11/2016
12/2016
01/2017
02/2017
03/2017
04/2017
05/2017
06/2017
07/2017

Colegas de Tortuga

Radio Enlace
El Mascarón de Proa
Rafa Basa
Rock Metal
Onda Salvaje
Alianza
La Jungla Rock
La Guarida de Morgan
Solo Rock
Los + Mejores
Metallia
TNT Radio
Onda Merlín
La hora del Guardián (Foro)
La Prisión del Placer
Anecdotario del Rock

Súbete al Galeón

Recuerda, en directo

Domingos a las 22:00



El Catalejo



La Perla Semanal

Abórdanos

El Zoco

lunes, septiembre 24, 2007

Festival Leyendas del Rock

Leyendas del Rock, 9, 10 y 11 en Bolnuevo/Puerto de Mazarrón.

Llegamos al Puerto de Mazarrón el jueves por la tarde y lo primero que vimos es que el recinto estaba en la otra punta del pueblo (con respecto al campo de fútbol del año pasado), concretamente ya en Bolnuevo, en cuya playa y junto al propio camping de Bolnuevo se ubicaba el recinto del festival. Llamaba la atención que en este caso los escenarios estaban colocados en paralelo, pegados uno al otro (recordemos que el año pasado estaban enfrentados), con lo que sería muy fácil ir de un escenario a otro ya que, en cuanto acababa un concierto, comenzaba el siguiente pero justo al lado.

El propio recinto era más amplio que el año anterior (aunque también de tierra y “modelo descampado”), con el merchandising oficial (con precios para todos los gustos según la banda) y las barras situada en el lado izquierdo (según mirabas a los escenarios), y en el derecho los puestos de comida (muy variados y con precios más o menos asequibles) y el propio mercadillo habitual en todos los festivales (con muy poca representación de puestos con material de rock/heavy nacional, por cierto, aunque nada que no esperáramos inicialmente, ¿verdad?), todos ellos cubiertos por amplias carpas de lona blanca que nos iban a proporcionar la tan necesaria sombra y descanso en un festival tan largo y con tantas horas al sol previstas (aunque afortunadamente el viernes estuvo hasta nublado y con algunos grados menos de los que sí que soportamos “a saco” el sábado). En la parte trasera y en el lado izquierdo, había unos 15/20 servicios portátiles (que junto a los que había en la propia zona de acampada creo que fueron suficientes para satisfacer las necesidades de los asistentes), junto a una fuente con tres grifos que “daban la vida” en las horas de mayor calor durante el festival (o al acabar los conciertos, ¿que no?).


La zona de acampada se situaba justo detrás de la explanada en sí de conciertos, barras, puestos y demás, y bueno, aunque obviamente no era la acampada ideal (no dejaba de ser un descampado semi-abandonado), sí era lo suficientemente amplia, estaba justo a pie de playa, con algunos arboles que daban deseada sombra, servicios y duchas portátiles, una barra y tres duchas exteriores para refrescarse en los momentos de mayor calor. La gente que estuvo acampada es la que tiene que opinar (por cierto, estuvo abierta al público desde el lunes por la tarde hasta el propio domingo siguiente), pero en una primera opinión externa, mucho mejor que el “patatal” de Villarobledo o el reciente desierto en Zaragoza... aunque todavía seguimos a años luz de las zonas de acampada de otros festivales europeos, las cosas como son.

Las pegas y cosas que se podrían haber mejorado, al final es el propio público el que debería enumerarlo. Por eso, a grandes rasgos yo esta vez prefiero decir que, salvo matices y ciertos detalles (como el propio hecho de hacer un festival en Murcia a mitad de agosto, pero bueno, esto es lo que hay y ya está), la organización se lo ha currado para ofrecernos un buen festival, cuidando bastante los detalles básicos para que todo el mundo se sintiera a gusto y no saliera decepcionado de la segunda edición del Leyendas del Rock... A nivel personal quizás me sobraron dos o tres grupos cada día porque es cierto que estar en un festival de una del mediodía a cuatro o cinco de la mañana es una verdadera paliza, y además los conciertos antes de las 8 de la tarde se hacían realmente cuesta arriba por el calor... Y es que, siendo prácticos, además se acaban las grupos legendarios para próximas ediciones. Bueno, aparte de esto (y quizás el hecho de que no hubiera ni cinco minutos entre concierto y concierto, además de la ausencia de un espacio con sillas o similares para descansar) para mí las impresiones son básicamente positivas.

Lo primero que quiero destacar es el excelente equipo de sonido de ambos escenarios, que nos permitió disfrutar (y no sufrir como pasa lamentablemente de vez en cuando en los festivales) de casi todos los conciertos desde el jueves (con excepciones puntuales y más debido a la propia banda y/o su técnico de sonido que al equipo en sí), pasando por las primeras bandas de cada día, hasta los lógicos cabezas de cartel y nombres grandes del festival. Un diez por mi parte en este sentido para el equipo de sonido y los propios técnicos que hicieron que el rock en el festival sonara como un cañón.

Además, los horarios se cumplieron prácticamente al 100% durante todo el festival (tanto a nivel de conciertos como de firmas de las bandas) con lo que no hubo que sufrir retrasos o problemas importantes con respecto al horario y duración de los conciertos, cancelaciones (aparte de la de TOPO por enfermedad/convalecencia de uno de sus miembros y que ya se anunció previamente) o similares a este nivel. Un aplauso a la organización en este sentido porque no suele ser lo habitual precisamente.

Otro aspecto en el que normalmente suelen fallar casi todos los festivales son los precios... pero en este caso es cierto que fueron bastante asequibles para todos: costando 5 euros los “minis” de bebida (cerveza, calimocho y refresco), y 4 euros los bocadillos (además de los precios particulares de los puestos de comida, que no me parecieron populares pero tampoco excesivos ni mucho menos), además de la posibilidad de refrescarte con rajas “hermosas” de sandía o comer minipizzas por 1 euro... y tenían tabaco.

¿El público?, siempre correcto, muy animado y comprometido con el festival, dando color y mucho ambiente al evento (lógicamente más a partir de las horas de la tarde, las cosas como son) y acudiendo “en masa” a Mazarrón (de hecho, habría unas 8.000 personas, casi el triple que el año pasado), demostrando que ni somos cuatro, ni una panda de desfasados (aunque algún “morao” te encontrabas deambulando por el festival desde primera hora, jeje) ni sobre todo “sólo chavales festivaleros” porque en el festival pudimos ver desde gente muy joven, “viejos roqueros” y “dinosaurios del rock”, hasta familias enteras que se acercaron a Mazarrón con los chavalillos pequeños (que había unos cuantos) creando cantera segura, y poniendo un punto cuanto menos curioso.



En cuanto a las bandas, en www.rafabasa.com podéis leer desglosadas las actuaciones de cada uno de los grupos, junto con nuestras opiniones tanto objetivas como subjetivas de cada concierto. Así haciendo un repaso muy general, nombrar ganadores y vencedores de esta edición me parece demasiado gratuito porque casi todas las bandas lo dieron todo y, a grandes rasgos, se vio mucha calidad y “buena forma” (y viendo las edades de muchos de los músicos presentes, no es tontería remarcarlo), tanto en las bandas en activo, como en las que se hayan podido reunir para la ocasión. El jueves es obvio que MEDINA AZAHARA dieron un concierto supremo (de lo mejor sin duda de todo el festival), de muchos, muchos quilates, y demostrando que ante todo son una banda de rock y con algunos de los mejores músicos de este país entre sus filas. El viernes hubo conciertos muy interesantes y buenas sorpresas como las de ACERO, PEDRO BOTERO, TEMPLARIO o el TRIBUTO TRITÓN/BANZAI, además de valores seguros como casi siempre son en directo SARATOGA, ZARPA, SILVER FIST, LOS SUAVES (“excesos” del Yosi aparte, obviamente) y sobre todo OBÚS, que para mí fueron los grandes triunfadores del primer día... Y en el lado negativo hay que nombrar a ÑU (y es que cuando el Molina se empeña en “hacer de Molina” en directo, malo... y es una pena porque la banda estuvo realmente bien) y sobre todo PANZER, muy por debajo de las expectativas creadas (¿o realmente al nivel que se esperaba?).

El sábado creo que aparte de bandas menos conocidas pero con buena reputación como BADANA, SAUROM o ANGELUS APATRIDA, incluso los propios COZ, tengo que destacar sin duda a PANZER (Chile) como la sorpresa positiva del día (junto a ROSENDO que me sorprendió para bien después de varios conciertos mucho más sosos en los últimos dos o tres años), además de confirmar las buenas expectativas que tenía con SOBREDOSIS (en una forma excelente). En la “eterna” pelea entre SHERPA y BARÓN ROJO, en este caso quedaron al 50%, dando ambos buenos conciertos, aunque ganando BARÓN sin ninguna duda en cuanto a afluencia de público esta vez. ¿Decepciones?, ninguna realmente el sábado, aunque reconozco que RATA BLANCA y PAUL DI'ANNO me gustaron menos que otras veces.



Después, detalles, anécdotas, momentos divertidos, ratos de mucho calor, canciones especiales, risas, conversaciones del metal, “subidones” y “bajones”... cada uno tuvimos los nuestros, así que es tontería particularizar cuando esto es cosa más bien de cada persona. Yo me quedo con el mero hecho de ver gente de edades tan absolutamente dispares disfrutando en paz y armonía de tantas horas de buena música y convivencia roquera, y el ver a tantas y tantas bandas de todas las épocas de nuestro rock y heavy metal (pasado, presente... y digamos también futuro, aunque quizás esto es lo único que eché más de menos en el cartel, más bandas nuevas) ofreciendo tan buena amalgama sobre un escenario.

Pues nada, a ver si el éxito de este año sirve para consolidar un festival que apuesta totalmente por nuestro rock nacional de ahora y de siempre, y en próximas ediciones tenemos de nuevo en España un Leyendas/Mazarrock de verdad a la vieja usanza. (David Esquitino)

Etiquetas:

---------------------------------------------