CORSARIOS DEL METAL
El Festival del Año

HELLFEST 2014

Los Capitanes Corsarios

David Esquitino, Fernando Checa y David Collados

Suscríbete

Recibe el programa

en cuanto se publica

(PODCAST)

Abordajes Recientes

Crítica. The Eternal. Kartika
Los mejores Corsarios del Año
Crítica. Barbarroja. Rompiendo Cadenas
Crítica. AC-DC. Black Ice
Crítica. Warrior Soul. Live in England
Crítica. Edén. Sombras de un adiós
Concierto. Uzzhuaïa + Eldorado. 8 de Noviembre de ...
Crítica. Jimi Jameson. Crossroads moment
Esta noche, Corsarios de Vacaciones
Programa del 28 de diciembre de 2008

El Cofre

11/2006
12/2006
01/2007
02/2007
03/2007
04/2007
05/2007
06/2007
07/2007
08/2007
09/2007
10/2007
11/2007
12/2007
01/2008
02/2008
03/2008
04/2008
05/2008
06/2008
07/2008
08/2008
09/2008
10/2008
11/2008
12/2008
01/2009
02/2009
03/2009
04/2009
05/2009
06/2009
07/2009
09/2009
10/2009
11/2009
12/2009
01/2010
02/2010
03/2010
04/2010
05/2010
06/2010
07/2010
08/2010
09/2010
10/2010
11/2010
12/2010
01/2011
02/2011
03/2011
04/2011
05/2011
06/2011
07/2011
08/2011
09/2011
10/2011
11/2011
12/2011
01/2012
02/2012
03/2012
04/2012
05/2012
06/2012
07/2012
08/2012
09/2012
10/2012
11/2012
12/2012
01/2013
02/2013
03/2013
04/2013
05/2013
06/2013
07/2013
08/2013
09/2013
10/2013
11/2013
12/2013
01/2014
02/2014
03/2014
04/2014
05/2014
06/2014
07/2014
08/2014
09/2014
10/2014
11/2014
12/2014
01/2015
02/2015
03/2015
04/2015
05/2015
06/2015
07/2015
08/2015
09/2015
10/2015
11/2015
12/2015
01/2016
02/2016
03/2016
04/2016
05/2016
06/2016
07/2016
08/2016
09/2016
10/2016
11/2016
12/2016
01/2017
02/2017
03/2017
04/2017
05/2017
06/2017
07/2017
09/2017
10/2017
11/2017
12/2017

Colegas de Tortuga

Radio Enlace
El Mascarón de Proa
Rafa Basa
Rock Metal
Onda Salvaje
Alianza
La Jungla Rock
La Guarida de Morgan
Solo Rock
Los + Mejores
Metallia
TNT Radio
Onda Merlín
La hora del Guardián (Foro)
La Prisión del Placer
Anecdotario del Rock

Súbete al Galeón

Recuerda, en directo

Domingos a las 22:00



El Catalejo



La Perla Semanal

Abórdanos

El Zoco

viernes, enero 09, 2009

Crítica. Metallica. Death Magnetic

METALLICA: “Death magnetic” (Universal):

Si hace poco hablaba del de AC/DC, ahora es el turno de otro de los discos del año, al menos por nombre y expectativas generadas. Y según las opiniones de la gente, en general ha gustado mucho, aunque no podemos ser excesivamente triunfalistas en el sentido de que después de tamaña cuesta en picado como fueron respectivamente “Load”, “Reload” y sobre la joya de la corona, (negativa, claro), “St Anger”, cualquier disco mínimamente metálico (y sí lo digo en los dos sentidos), nos iba a convencer sí o sí. De todos modos, quería formarme mi propia opinión y no dejarme guiar ni por los más satisfechos ni por los que ya hagan lo que hagan los ex hombres de negro pensarán que es indudablemente una mierda.

Pues bien, la opinión objetiva es que estamos ante un buen disco, bastante mejor que los tres anteriores, y quizás incluso en una cierta evolución lógica que podría haber sufrido la banda tras el mítico “Black álbum” hace ya la friolera de 17 años… período en el que han pasado tantas cosas en el rock y heavy, y sobre todo en la vida e historia de METALLICA, que es casi estúpido comparar, aunque por otro lado es inevitable. Subjetivamente, ni mucho menos es el león tan fiero como lo pintan, estando ante un buen trabajo, quizás en la onda de “…And justice for all” en el sentido de tener temas muy largos (de hecho todos pasan de los 5 o 6 minutos) y de haber reminiscencias en muchos momentos a algunos temas de este disco como “One” (el “parecido” entre el single “The day that never comes” y su, para mí, mejor composición es casi sangrante; y por ejemplo el concepto de la larguísima instrumental “Suicide&redemption” es el mismo que la gran “To live is to die”, con partes también de “Dyers eve”).

De todos modos, ésta es la característica principal del disco, a la par que posiblemente mi mayor crítica al mismo, y es que a veces parece que estemos ante un refrito de sonidos, partes, riffs y maneras de encarar los temas del pasado, con la particularidad que ya no es fresco ni novedoso ni auténtico, y esto lastra bastante para mí el buen trabajo realizado pese a todo en “Death magnetic”. Aparte de esto, y siguiendo con lo que no me ha convencido del trabajo, evidentemente hay que volver a hablar del sonido, y es que me sigue pareciendo incomprensible que una de las bandas más importantes, millonarias y capacitadas de la historia pueda sacar un disco con un audio tan “regulero” como el de “Death magnetic” (por mucho Rick Rubin que haya sustituido al ya quemado Bob Rock). Eso sí, sin llegar obviamente al chiste que era el sonido de “St Anger”, pero dejando aún mucho, muchísimo que desear, y es que la fuerza, rabia y suciedad de “Kill´em all” no funciona con rockeros millonarios de 45 años buscando sonar con la chispa de antaño. Aún así, hay sólos, buenos riffs, fuerza y mucha más magia en la voz de James de la que podíamos soñar viendo por ejemplo el documental “Some kind of monster”, pero por otro lado el sonido de la batería sigue siendo de lejos el punto más flojo de todo el disco, tanto a nivel de interpretación como sobre todo a nivel de producción y sonorización, y no lo puedo entender.

Yéndonos a lo mejor del disco, sin duda hay que comenzar con la portada y sobre todo la presentación, de lujo, exquisita a más no poder (especialmente la edición en doble vinilo), y esta vez sí, propia del nombre que lleva detrás (con su logo de siempre en el frente, por supuesto). Ahora, digan lo que digan, la portada sigue siendo un juego visual con un coño, y no sabemos muy bien lo que representa, supongo que el origen de una nueva criatura después de morir progresivamente con los tres últimos discos. Luego, el trabajo de los músicos en general es bueno, casi intachable, destacando a un Kirk Hammet que de nuevo vuelve a ser él (a ver qué tal se desenvuelve en directo porque por ejemplo en Getafe el verano pasado estuvo muy fallón), a un James Hetfield que posiblemente sea lo mejor del disco (¡gracias a Dio por su recuperación para la causa!) y a un Robert Trujillo en su primera grabación de estudio con el grupo y mostrando un nivel sobresaliente, aportando mucha fuerza de base al sonido. La cruz al respecto se la lleva Lars Ulrich, que si siempre ha estado algo sobrevalorado (supongo que por ser el batería de METALLICA, con lo que esto conlleva), su nivel y decadencia en los últimos años es preocupante.

Hablando de los temas, quizás me quedo con las potentes “Broken, beat&scarred”, “That was my life” y sobre todo con “My apocalypse”, con diferencia lo mejor del disco y quizás la única que sí te obliga a volver a decir que estos sí son METALLICA (aunque no deja de recordar continuamente a estructuras y partes de canciones del pasado). Del resto, también me resultan interesantes (aunque algo largas) los desarrollos instrumentales y caña de “All nightmare long” o “The judas kiss”, además del buen tono comercial y pegadizo del single “The day that never comes” (por mucho que sea una copia inferior de “One”). Entre los temas que no me entran, sobre todo me sobran el moderneo de “Cyanide” y el punto soso, soso del medio tiempo “The unforgiven III”, que si la uno es excelente, ya la dos bajaba el nivel y en este caso simplemente me parece innecesaria. Aunque de todos modos el nivel general de los temas es alto, quizás a veces un tanto lastrados por una excesiva duración, pero demostrando que afortunadamente no han perdido la magia y la chispa que les hicieron únicos (aunque estén muy lejos de aquellos años, que nadie se engañe).

En definitiva, un disco del que podríamos hablar y debatir durante horas y posiblemente pocos nos pondríamos de acuerdo. Pese a todo, es obvio que han superado el gran bajón creativo y personal que supuso “St Anger”, y al menos vuelven a parecer si no la apisonadora sin rival que llegaron a ser con sus cuatro primeros discos, o la máquina de heavy metal más “comercial” (dentro de su estilo, claro), del negro, de nuevo un nombre a respetar y a tener en cuenta, y sobre todo se han ganado el derecho a poder volver a ostentar con honor el privilegio de ser una de las mejores y más importantes bandas de la historia. Ahora, personalmente sólo sitúo a “Death magnetic” como su mejor disco en más de 15 años y en pugna con “Load”… que si lo pensamos tampoco es demasiado.

Texto: David Esquitino

Etiquetas: ,

---------------------------------------------